VIVIR ONLINE

Ya no recuerdo que año todo comenzó, pero ahí estabamos de pronto, joteando en el ICQ (caída de carnet heavy), subiendo fotos al FOTOLOG y MySpace, precursores absolutos de INSTAGRAM. Pero sin tanta cultura del ego mediante cazar a cualquier precio o pedazo de cuero generalmente los tan anhelados like.

La evolución fue dando paso a Hotmail y su messenger, ya una especie de carnicería y ponceo más ajustado a los nuevos tiempos. Y su máxima expresión llegó mediante FACEBOOK, ahora teniamos el catálogo completo a disposición. Y desde ahí un sinfín de redes sociales, que no voy a nombrar porque ya son demasiadas. Cada una para cada tipo de interés.

Lo anterior, fue para describir lo que llamamos, el fenómeno de REDES SOCIALES, y que de a poco fueron restringiendo y modificando nuestras maneras de convivir con los demás. Ya no era necesario la presencia física para desarrollar cierto tipo de actividades, y hasta ahí considerando el ahorro de tiempo y dinero excelente.

Pero si me dijeran en esos años, que hibamos a terminar viviendo 100% on-line no lo habría podido creer, y así fue. Todo comenzó con pedir comida a domicilio, ya no llamaba por teléfono, sino que tomaba mi celular y APP, UBER EATS O RAPPI, satisfacían mi demanda en minutos. ¡Supermercado?, que paja, colas eternas de mierda, tiempo, filo, APP, y el pedido en máximo 90 minutos en casa. Y así comenzo el vicio…¿Traslados?, en auto no puedo chupar por ley Emilia, así que APP, y vamos pidiendo DIDI y UBER. Solucionado el problema.

Pero estas dos semanas, producto de la cuarentena fue para la mayoría de los chilenos un salto de proporciones bíblicas. La red nos absorbío al 100%, ya no podiamos ir a trabajar a nuestras oficinas, hacer trámites, ni vagar por las calles y todos los movimientos comenzaron a ser en línea. Ayer, compré verduras y frutas ON-LINE. No podía ser tanta la maravilla, y me entusiasme y luego pedí copete ON-LINE, y llegó en 60 minutos. ¡Simplemente esto es la raja!

Sin duda lo que vivimos actualmente, llevará consigo una mejora sustancial en todos los sistemas y plataformas de servicios on-line. Impactando directamente en nuestra calidad de vida, pero sobre todo considerando el incremento en nuestro tiempo disponible. Ciertamente de momento, muchas de nuestras actividades, como ver una película ya sea hacía mediante un sistema de streaming como Netflix o Prime Video, ni hablar de la música y Spotify o Deezer. Pero, ya estamos avanzando a otro nivel, que parece no tener fin de momento.

Por ahora, le guste o no, lo mejor es adaptarse a vivir on-line. Obviamente, como todo tiene sus desventajas y ventajas, pero sin duda llegó para quedarse, y en una sociedad en que los tiempos de desplazamiento son cada vez mayores, los deberes mayores, y con menos espacio para el ocio, sin duda que se agradece el crecimiento exponencial de estas plataformas y APPs respectivas.

¿Usted sabia que hay una plataforma que se llamá TINDER?….

-Gonza

Un comentario sobre “VIVIR ONLINE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s